sábado, 18 de diciembre de 2010

Todo se transforma

Soy un ecléctico incorregible. Andaba a la búsqueda de un motivo para esta canción que me viene brotando desde hace un tiempo.
Los porqués están presentes aún en las cosas que empiezan a estar ausentes.
Voy dejando cosas atrás y no tengo más remedio.
Voy encontrando cosas adelante y tampoco hay remedio para eso.
Nada necesita remedio: está todo bien, las cosas vienen y van. La gente, los afectos, los amigos, esos parientes adoptados. Los parientes, esos amigos abandonados.
Todo lo llevo adentro, entonces cada día me doy cuenta que me tengo que prestar más atención, realmente soy valioso. No por mí, sino por lo que cargo. Todo eso me lo dieron y debo cuidarlo, debo administrarlo, debe devolverlo.
En estas elucubraciones me encontró el final de esta aurora austral cuando quise darle forma humana a la canción de la que te hablo. Advertí que no tenía compañeros de ruta para ella. Entonces, cual Indiana Jones, partí en su busca.
Tomé todo el equipaje necesario para un largo periplo de una aventura quizás imposible, pero vital para mí: la botella de Garnacha.
Antes de partir, pasé a saludar a Abdulaye, quien había estado quejándose de soledad.
Lo encontré tañendo su tambor con un dejo nostálgico e hipnótico y por primera vez vi sus encías: ¡sonreía!
El ruido del corcho lo sacó de su abstracción y recién me vio.
“-Ê KARELÊ ODÉ KARELÊ”
Era lo único que había dicho desde que lo conocí.
Señaló el rincón y allí la vi, menuda, oscura y temerosa.
No voy a pormenorizar más que lo elemental: Ella era Oxumaré, había nacido en Bahía y sabía de misterios cósmicos, caboclos y costumbres de los dioses en otros cielos. Sabía de los rezos, danzas y cantos que agradan a los espíritus acuáticos Gojanej y a los Panderej, subterráneos o celestiales, esos que nosotros, los adoradores de la televisión ignoramos.
Ella era tan de la tierra como la tierra misma. Nunca sabré como se conocieron, no me importa. Estaba allí y me convidó su canto que incorporé inmediatamente a esta canción.
Seguí mi viaje.
En las estribaciones de Villa Banana tengo unos amigos que nunca paran de tocar. Son como una calesita de eterno movimiento: sólo tenés que llegar, esperar un rato y te subís.
El viaje dura lo que vos quieras, pero no es para cualquiera: tenés que desnudar el alma, dejar el resto en la puerta.

Hoy alguien se fue. Pero seguramente encontrará esta canción por donde ande.
Te invito a escucharla:


domingo, 12 de diciembre de 2010

Regalos 2

Soy afortunado, no caben dudas. En un brevísimo lapso de tiempo recibí un par de regalos que quiero compartir.
La vida brinda posibilidades que uno no valora hasta que lo mira a través del tiempo. La música ha sido para mí, desde que era chico, una herramienta que me permitió muchísimas cosas. Aunque no lo creas, Mendelssohn me servía de escape. Este muchacho, era el autor de un libro de estudios que me era particularmente grato y escapista. Clementi (recuerdo el Gradus at Parnassum o algo así), Albéniz, Brahms, Schubert, Schumann y otros que se escapaban conmigo hasta entrada la adolescencia.
Luego vino el folclore y después el rocanrrol.
Allí fueron mis amigos quienes compartieron momentos de gloria y espanto conmigo.
El tiempo nos ha ido modelando y deformando a piacere. Me gusta encontrar estos caminos que vuelven a cruzarse y cuando me ven, lo hacen con regalos.
El primero en llegar fue a través de un encuentro en el túnel del tiempo, con mi alejado amigo José Locascio. Con este individuo solíamos tocar sus canciones intimistas y algodonosas, algo así como con alma de blues, en bares y pubs donde la condición era que no entraran más de 3 personas. Eso sí el clima era siempre grato y blando, como si no hubiera vida ni problemas fuera de allí. Como si los compromisos no existieran.
El tiempo nos llevó por distintos caminos y no nos hemos visto en varios lustros. Pero por esas cosas de las redes, hemos establecido un encuentro virtual que espero llevarlo al plano real. En el ínterin me hizo llegar un trabajo suyo que me lo pintó tal y como lo recordaba a través de sus temas.
Ese trabajo, Viernes Fatal, es el que comparto con vos, siempre regalón, para que lo conozcas y lo disfrutes.

En cuestión de minutos, me llegó el segundo regalo. Esta vez de mi gran amigo Mario Beto Corradini, desde la madre Italia. Ya he compartido cosas de él contigo (ver ).
Esta vez su regalo no queda atrás en valor artístico como documental. No te lo pierdas. Tiene un bonus que te dejará asombrado por el nivel del personaje invitado.
Cuestión totalmente aparte es el contenido del mensaje.
Este es el regalo que nos ha hecho Beto:

Vuelvo a agradecer a la vida la posibilidad de reencontrar estos valores y saber que sus inquietudes van por caminos que indudablemente tienen sus piedras, pero estos tipos ( y los otros que no nombro pero los pienso) tienen los pies acostumbrados a este terreno.
Y si no lo dicen y sufren, lo hacen con arte.
Gracias muchachos. Nos seguimos viendo en cada esquina.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Asombrosas revelaciones locales de Wikileaks

El Cablegate nos ha dejado asombrados con algunos de los trascendidos hasta hoy ocultos al público en general.
En un trabajo excepcional del equipo que construye, aporta y sostiene este Blog, a riesgo de sus propias vidas y bienes personales, aún poniendo en peligro a sus seres queridos, mis fuentes han rescatado para todos nosotros, invalorable información que solamente podrá ser difundida, analizada y criticada en este sitio.
Pero basta de peroratas, cabildeos y elucubraciones: vayamos a los bifes.
Robo en la casa de la Cenadora.
En ausencia de su moradora, días pasados fue perpetrado un importante robo a la casa de la famosa conductora del programa televisivo “Cenando con Martha Lepetit”.
En principio, el robo causó asombro por la rapidez, eficiencia y “profesionalismo” con que fue realizado. Los ladrones tomaron por sorpresa al portero del edificio y con las llaves del lugar, abrieron exclusivamente el piso de la cenadora, se dirigieron a la caja fuerte como si conocieran el lugar.
Luego de tomar dinero, joyas y elementos valiosos, también tomaron algunos enseres íntimos de la diva, un gesto a suerte de mensaje. En su retirada, no olvidaron llevarse las grabaciones del sistema de vigilancia.
Volviendo al programa de nuestra diva: No se pueden olvidar situaciones como la de la cena a la que concurriría Sergio Facturas, a la sazón funcionario del gobierno y que minutos antes de salir al aire, recibió un llamado haciéndolo desistir de presentarse. “-La cenadora es “opositora”, no lo olvides.” Se fue.
Las críticas al gobierno han continuado en ese programa televisivo, por lo que nuestros investigadores dirigieron sus miradas hacia los posibles ejecutores del peculiar robo: “Los servicios”.
Quiénes sino tendrían la información adecuada, el conocimiento de la oportunidad, la capacidad y las herramientas para realizar esta tarea.
¿Vos creés que no saben tu contraseña de feisbuc? ¿Creés que no saben tu pass de la Banelco? ¿No saben qué números saldrán en el quini?
Allí fue que encontraron cables que han dado luz sobre quienes tienen la suficiente información y capacidad como para realizar un trabajo como éste y cuáles son las advertencias para toda la oposición crítica.
La farándula.
Espías
Para contrarrestar las influencias de personajes como Martha Lepetit, el entorno del gobierno auspicia y apadrina a otros faranduleros y los convoca a sus actos y exposiciones públicas.
Andrea Guevara o Nacha del River son convocadas oportunamente para defender el modelo, cuando arrecian las críticas televisivas.
También se crean situaciones como la de Fedelupi Rico, quién precisamente en la semana del robo, anduvo haciendo declaraciones de indudable gusto acerca de Martha y de otras figuras críticas al gobierno, siempre dentro del espectáculo.
Nuestras investigaciones no dejan dudas acerca de que lo que se pretende es confrontar. No importa dónde ni cómo. No importa el precio. Importa el objetivo.
Espías criollos
Es ampliamente conocido el accionar violento y petardista del funcionario de la Federación de Barro, Casitas y Medio Hábito, Duis L’Edía.
Lo que no sabe el público y nuestros investigadores han develado, es que el hombre, a riesgo de su integridad, es en realidad un espía enviado por “nuestro” Servicio Secreto para infiltrarse en Irán, Venezuela y Cuba, donde ha conseguido llevar y traer indudables muestras de afecto.
Esta información tiene una doble sorpresa, por un lado dejamos al descubierto a un espía pero por otra parte sería la primera vez que nuestros Servicios Secretos espían hacia fuera.
¿Cómo lograron nuestras fuentes tener esta información?
Ya que contamos tantas infidencias, te diré como llegó toda esta información a mi conocimiento.
Una cualidad de la mayoría de los músicos es ser poco constantes en nuestras relaciones musicales (¿y de las otras?)
Vivimos mutando de compañeros y necesitamos exteriorizar ese caudaloso torrente que anda por nuestro interior pugnando por salir. Necesitamos encontrar la forma de expresarlo de una manera determinada. Para ello nos vamos relacionando con otros músicos que nos aportan su grado de comprensión, de interpretación de la realidad, de su locura y de su visión para entonces sorprender al público con “esa” nota que les vuele la cabeza.
Andaba yo a la sazón a la búsqueda de un tamborista. Recorrí innumerables lugares, sórdidos ambientes, lupanares oscuros, macabros subsuelos.
Escuché tambores en las plazas, en los parques, en asentamientos irregulares y de los otros, los espacios innombrables.
Necesitaba llegar al golpe que nace en el estómago vacío, pasa por las venas abiertas y sin salir sigue hasta las encías, ahogando gritos, enmudeciendo llantos e imaginando comida. Finalmente se transforma en energía que brota de un puño, lo transforma en una palma y golpea el cuero.
¿Encontraría eso?
Desolado llegué una oscura noche de abril hasta un puerto cerca de Terminal 6. El Garnacha no me hacía efecto. Hace tiempo ya que mis lagrimales son impotentes aunque los riegue con los licores más nefastos o con los venenos más amargos.
Creo que ya nada me hará llorar, aunque al ver algunas actitudes irremediablemente oscuras de personajes luminosos algo me cosquillea en un ojo.
Así andaba, decía, cuando una goleta silenciosa atracó en el muelle. Venía de Africa. Se llamaba Sargasos.
Oscuros y silenciosos marinos descendieron luego de que el ancla tocara el fondo y las amarras apaciguaran el movimiento que aún traía del mar. Apenas si los advertí mientras levantaba la botella hacia los labios.
Horas más tarde y ya apuntando el alba, en medio de la neblina, interna y externa, alcancé a percibir un rumor que venía del timón.
Dos brazos temblorosos tiraron un fardo sobre el muelle, mientras un cuerpo oscuro emergía del marítimo trasero.
“-Ê KARELÊ ODÉ KARELÊ” me dijo.
- Mejor tomate un sorbo de esto, respondí.
- Es Garnacha Peluda, original. No la cambio por la Tintorera por nada del mundo.
Así conocí a ABDOULAYE.
Abdoulaye Fantamady Toumani Sindiki Condé me brindó su ancestral capacidad de transmitir mensajes del alma a través del tambor. Pero también puede transmitir mensajes del más acá y comunicar cosas como las que he contado más arriba y todo a través de su parche de cuero, una suerte de Darbuka que es parte de él.
El resto fue relativamente más sencillo. Sé que los días que Maxi atiende el bar, suele dar cobijo a los restos de la Pichincha Jazz Ensamble en los sótanos del lugar.
Allí los encontré, sacando notas y contando información intrascendente para ellos, pero valiosa para los seres humanos, el resto del mundo.
Ellos desprecian la banalidad, el egoísmo y la superficialidad de los mortales. Estos desconocen el placer que la música lleva intercalada en mágicos códices que no pueden ser entendidos por los consumidores de ruido. Se captan con el alma.
Compuse ETHNO JAZZ, o Sargasos, como le decimos en los ensayos con la Pichincha Jazz Ensamble (reniegan dar sus nombres terrenales, ellos son uno solo, dicen) y la invalorable ayuda de Abdoulaye, quien especialmente para vos, transmite con su tambor en este tema, un mensaje codificado que devela la ubicación del tesoro oculto por Sobremonte en su huída a Córdoba.
Para escuchar el tema, y llegar al tesoro, hacé click acá:
http://www.hispasonic.com/musica/ethno-jazz/43260
Como siempre, valorizaré cualquier comentario que me hagas llegar a través del cuadrito en la parte inferior de esta nota.
Si no lo hacés te quiero lo mismo.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Pichincha

El último censo permitió remover algunas piedras bajo las cuales permanecían aletargados viejos músicos, olvidados algunos por generaciones enteras.
Cuando grabamos Así debió ser (http://www.hispasonic.com/musica/asi-debio-ser/41402 ) cerca de la parroquia de la Inmaculada, ensayamos con el coro I castrati di Pichincha, algunos de cuyos miembros recordaban a un grupo vocal que en tiempos idos competía con ellos en contrapuntos corales entre los andenes de Rosario Norte: Es por la acústica, decían, y por los viejos fantasmas que lo recorren de noche, que elegimos el lugar para ensayar.



 
“Los Rantifusos del Riel”, competidores de “los Negros Escoberos”(1) y de “los Escashatos”(2), eran algunas de las temidas murgas pichincheras que afloraban en febrero. El resto del año sus integrantes incursionaban en afanes menores, escruches(7) y canto gregoriano.
Estación Sunchales
Los viejos coreutas recordaban cuando los trenes eran detenidos prolijamente por audaces arrieros que encauzaban astutamente a las manadas humanas hacia las puertas de la estación mientras duraba el reposteo de locomotoras. Hambrientas muchedumbres desembocaban en los almacenes y bares de la calle Rivadavia justo para un vino y un sánguche de mila, que terminaban de masticar en los peldaños de los vagones al regresar raudos para jugar a la ruleta de ventiladores de techo y continuar su viaje a Santiago.
Uno de esos arrieros, el Eudoro Díaz, que se decía nieto del legendario Paisano Díaz, viejo pendenciero del barrio allá por los 20, también tenía el carácter bastante jodido como su abuelo. Hacía frenar las locomotoras en el punto exacto para hacer coincidir las puertas del Pullman con la salida de la estación bien frente al almacén y Bar de los turcos Jalit.
Los turcos nunca dieron la receta de sus milanesas, pero cuando pusieron el bar, los felinos escasearon de golpe.

Pasillo de Pichincha

El Eudoro vivía allí cerca, en la misma pensión, puerta por medio, que Alfonso Alonso Aragón, el Rey Momo. Camisulinero(3) viejo, era normal verlo durante el día recorriendo los andenes, cruzando las vías para ir a mear tras los tapiales o quedarse embelesado mirando la locomotora en escala dentro de la vitrina, la que arrancaba si le ponían dos chirolas. Su expresión se aniñaba y perdía esa dureza de abandonos, coscorrones, palizas y hambre que lo habían formado de chico.
Cuando el Menemismo mató los trenes, el Eudoro se quedó propiamente en la vía. Los turcos desaparecieron una madrugada ventosa, igual que en la que habían llegado y la estación empezó a desmoronarse. Cual Penélope de Sunchales, el Eudoro siguió parando los trenes que nunca llegaban porque nunca partieron. Veía a los cabecitas que llegaban en manadas y a los gritos seguía dirigiendo a las imaginarias muchedumbres hacia la calle.
Siguió a los gritos por el andén y por la calle Ovidio Lagos durante varios años hasta que un 59 atrasado lo detuvo para siempre.
Los Rantifusos aseguran que sus gritos se escuchan en la noche, a la hora que el Estrella del Norte hacía su entrada.
Los Rantifusos perdieron también los carnavales y las comparsas donde resonaron algunos de sus más esplendorosos éxitos: “Si me gayeteás(4) con el tilingo(5) te fajo la trucha” o “Socotroco(6) en el mate” por mencionar algunos de los mencionables. Pero no perdieron su amor por la música. Y así llegué a ellos, adversarios de I Castrati, némesis ultra necesarios para mantenerse en duelo de coros uno en cada vereda del andén respondiendo al contrapunto vocal noche tras noche.
Quizás por eso sobrevivan, porque tienen con quien competir. Tienen el motivo que los hace volver cada madrugada a sus refugios con la seguridad de que mañana será el día en que por fin los venzan en la eterna disputa.
No me resultó fácil capturar sus voces en los viejos andenes, pero creo que capté sus espíritus. Y grabamos “Pichincha Transfer”, que te invitamos a escuchar, haciendo click
Y no te olvides de dejar tu comentario precisamente en Comentarios (más abajo) y así evitarás que el Eudoro te grite de noche a los pies de tu cama.


 Aclaraciones y links
(1) Escobero: Guitarrista.
(2) Escashato: Achacoso.
(3) Camisulinero: Especialista en sustraer desde el bolsillo del chaleco.
(4) Gayeta: Desaire o rechazo de la mujer al que requiere su mano
(5) Tilingo: Cursi.
(6) Socotroco: Puñetazo. 
(7) Escrushar: Robar mediante llaves o elementos
Los Negros Escoberos: LOS NEGROS ESCOBEROS
Los Negros Escoberos en Revista El vecino: http://revistaelvecino.blogspot.com/2010/11/arqueologia-urbana-escoberos.html

miércoles, 10 de noviembre de 2010

¡TERMINÓ LA VIOLENCIA!

Si vos querés.

Vietnam Memorial Wall
Una lluviosa noche de septiembre de 1999, caminaba hacia el Lincoln Memorial en la ciudad de Washington en actitud netamente turística. Al aproximarme al lugar, me encontré con el Monumento a los veteranos de Vietnam. Son dos paredes de mármol negro, que semienterradas en el campo y con una variación en su altura, dan una perspectiva de mayor tamaño que el real. Advertí algunas flores y algunas notas en papeles colocados en las  pequeñas rendijas que permitían las placas.
Lo que más me impresionó en ese momento, era la cantidad de nombres de soldados muertos que iba leyendo en esas paredes y unos pequeños símbolos a su lado, que tiempo después averigüé, indicaban si su cuerpo se había recuperado o no.
Seguí caminando por ese parque y me encontré con el Korean War Veterans Memorial, que a semejanza del anterior, mostraba un abultado libro dentro de una vitrina, con nombres de soldados muertos durante la guerra de Corea, sus lugares de origen y la edad que tenían al morir. En otro extremo del mismo parque está el World War II Memorial, para más datos.
Durante ese viaje, tuve la oportunidad de compartir un tiempo de mi estancia en los Estados Unidos, con un alto oficial del ejército peruano, con quien tuvimos intensas y extensas pláticas. Recuerdo especialmente la noche que regresé de mi periplo necrológico al lugar donde nos alojábamos y la conversación que se originó a raíz de mis impresiones.
El tema resultó bastante difícil de tratar ya que Raúl, mi amigo peruano había perdido un hijo, también militar, en una emboscada de Sendero Luminoso. Junto a Raúl, estaba su esposa, madre del joven subteniente, lamentando tanto el accionar guerrillero en su país, cuanto el gobierno de Fujimori.
Pero fundamentalmente estaba su dolor de  madre. Todo ello me llevó a un collage de imágenes trágicas, en las que el denominador común era la muerte violenta de personas jóvenes
Concluí, y  así lo comenté en la reunión, que en todas esas situaciones y más allá de los motivos o ideologías que habían llevado a sus actores al fin de sus vidas, estaba el dolor que cada muerte había causado en alguna familia. Cada nombre impreso era un dolor. No encontré objeciones.
Volviendo al tiempo presente, esta semana vi en muchas paredes de la ciudad de Rosario e imagino que del país, un afiche del Partido Obrero, que inmediatamente encendió la mecha de este pretendido análisis de los principios morales que usan determinados “luchadores”, esos que supuestamente recogen las banderas caídas.
El afiche habla de la muerte de Mariano Ferreira a manos de patotas sindicales.
Inmediatamente recordé a los listados de jóvenes muertos en las guerras.
Y también recordé a los Fuentealba, a los Leprati y tantos otros nombres de jóvenes muertos, que luego han sido usados para sustentar distintas variantes de posteriores reclamos. ¿Y el dolor? Me refiero al que sienten las madres, hermanos y parientes. Eso a los manejadores de las voluntades populares no les importa. Especulan con la muerte ajena, la usufructúan para lograr el impacto de sus propios intereses.
A Mario Urquizo, lo conocí cuando vino a estudiar a Rosario desde su Alpachiri natal junto a Analía, su hermana. A Mario lo mató un “grupo de tareas” el 16 de enero de  1977 y a su hermana diez días después. Todavía recuerdo a Analía diciendo: “pasamos a la clandestinidad”.


Comandante Cero, Videla y Agosti
 Por aquellos años compuse junto a mi grupo Irreal, un tema que se llamó El Pampa, dedicado fundamentalmente a Mario (El Pampa, así le decían) y que por razones obvias no tenía letra. El leit motif de la canción era la sensación que yo tenía, de que unos eran los que caían por sus ideas y otros los que medraban con su sacrificio. El tiempo me fue aclarando los roles que jugaron en esa misma época los dirigentes montoneros que reunidos en cafés parisinos acordaban con el Comandante Cero (Dios lo tenga en su gloria), treguas futboleras, salvoconductos y cómo sería el futuro basado en sus acuerdos y connivencias.

Vaca Narvaja y Firmenich

Firmenich, Vaca Narvaja, Dante Gullo, Gorriarán Merlo, Perdía. Son algunos nombres de terroristas que sobrevivieron, digamos que no cayeron en combate. Estos tipos y otros con las mismas actitudes violentas propiciaron la llegada del Proceso. ¿Acaso no podemos pensar que todo se debió a un grandioso contubernio?
Y nosotros en el medio.
Mario Firmenich había imbuido a su organización Montoneros en un rumbo suicida. Él que es un sobreviviente, era su comandante.
En los años 1979 y 1980, la cúpula de Montoneros decide que exiliados de la organización regresen al país. Se calcula que alrededor de 80 obedientes militantes fueron capturados y muertos en esa ocasión. ¿No podemos suponer que todo fue previamente acordado entre las respectivas cabezas? La moneda son vidas humanas.
Y los sobrevivientes cobran subsidios del gobierno. Ahora, en estos días.
Adhiero a una idea: No existían dos demonios. Eran uno solo.
Te recomiendo leer esta nota en Página 12: http://www.pagina12.com.ar/diario/cultura/index-2003-12-16.html
Y para que no me endilguen el mote de tendencioso también sugiero leer en el diario La Nación esta otra nota, referida al mismo tema:

Los fundamentalismos requieren de martirios. Y mártires se consiguen. Abundan. Son aquellos individuos que motivados por sus ideales marchan en las primeras filas de los distintos movimientos y luego los vemos listados en enormes mármoles negros o en los encabezados de carteles pidiendo que se castigue a los culpables materiales, ideológicos y políticos de sus muertes. ¿Acaso no son culpables los que arman y fomentan las situaciones violentas, para después tener nuevas motivaciones y nuevos mártires para generar más caos y confusión?
Animémonos y vayan.
En todo acontecimiento hay numerosos factores que intervienen (ver la entrada de mi blog:
John Lennon
analizo los principios esgrimidos por grandes luchadores como Mahatma Gandhi, Martin Luther King, Lennon o el Dalai Lama por mencionar sólo  algunos, advierto lo difícil que resulta enfrentar a la violencia sin recurrir a métodos violentos. También advierto (lo dijo Lennon) que la guerra se terminó, si vos querés. De allí el título de esta entrada.
La naturaleza del tema tratado en este análisis, me obliga por sentimientos y resentimientos a no acompañarlo con ninguna canción. Lo único que quiero resaltar dado el grado de alteración que me provocan los mercaderes de la muerte y el dolor ajenos, es que si alguno de ellos quiere cuestionar lo que estoy manifestando, no con gusto, sí con sentido de la coherencia, asistiré al momento en que se inmolen por sus ideales.

domingo, 31 de octubre de 2010

Incertidumbres

Si hay karmas en nuestro suelo, ninguno tan constante e insistente como las incertidumbres.
Ninguna tan recurrente.
Periódicamente nos suceden, en ciclos ligeramente diferentes, acontecimientos que invariablemente afectan nuestro futuro. Y no son catátrofes naturales, son hechos que de una u otra manera están motivados por nosotros mismos. ¿Acaso no hablamos de que cada cinco años sufriremos una debacle económica?¿No lo tratamos como algo natural, como la sucesión de las estaciones?
A esta altura de los acontecimientos estoy convencido que somos nosotros mismos el motivo. Queremos lo que nos pasa, nos gusta vivir peligrosamente. Pensamos que el porvenir traerá algo que no sabemos que será, aunque si quisiéramos lo podríamos preveer.
Y no queremos previsiones.
Sabemos positivamente que ante un cambio de conducciones, invariablemente lo hecho antes estaba mal. No solamente no había nada positivo en lo realizado, sino que tiene la culpa de lo que nos pasa ahora. Tenemos que arar la tierra toda, eliminando las raíces y volver a sembrar de nuevo pero al revés. Nunca una sola dirección. Somos una veleta justo en el centro del ciclón, apuntando a todos lados sin una orientación constante.
¿Y ahora?¿Qué viene ahora?¿Qué haré el próximo año?¿Quién dictará los nuevos principios en que debo fundar mis espectativas?¿Invierto, me quedo quieto, vendo, permanezco, me voy, me caso, tengo hijos, me jubilo?¿Qué..?
En estas disquisiones me encontró la primavera. Y quiero pensar que esta primavera será como las otras tantas que llevo vividas. La tierra sigue andando para el mismo lado, así que es posible que la experiencia se repita. ¡Pero si hasta el Discovery Channel me anuncia cómo será la tierra sin humanos! ¿Al futuro debo pensarlo caótico? El futuro ya llegó nos dicen Los Redondos.
Prefiero pensar la primavera con el cielo despejado y la perspectiva del río y el sol de mi ciudad, los paseos y las siestas calurosas del verano que llegará después.
Ensayo
Compuse PRINTEMPS.
Y convoqué a la "Pichincha Jazz Ensamble" para que me ayude con los vientos. ¡Y se pasaron! ¡Soplaron todo, al punto de volar la ropa tendida! Y metí algunas teclas y una guitarra. Me encantó el trabajo que hicieron el baterista y el bajo. Se llevan bien, demasiado bien. Se miran y ya saben lo que hará su compañero. ¡Como si fueran uno solo!
Cualquiera que sea el sentimiento que te provoque, me pondré muy contento si hacés click en el cuadrito de abajo donde dice "Comentarios" y me escribís. Aunque sea para decir: "es asqueroso".
Escuchalo acá: http://www.hispasonic.com/musica/printemps/41548
Te quiero, por eso te escribo.
Chau

domingo, 24 de octubre de 2010

Así debió ser...

Cada instante es el resultado de infinitas ecuaciones que teje el universo. Cada movimiento que yo haga será una variación que indudablemente influirá en el resultado. Pero el resultado también es infinito y continúa.
Cuando me detengo (en realidad nada se detiene, solamente trato de ver desde un punto) y la perspectiva me es desfavorable, pienso entonces en las alternativas que deseché.
Por lo general me paro a ver lo que me hizo doler, menos veces disfruto el momento del pequeño triunfo cotidiano.
Es el tiempo el que un rato después me indicará lo lindo que fue. Pero ya pasó.
Entonces trato de disfrutar la vivencia instantánea, el momento aparentemente intrascendente en que me río.
¿Y cuándo nos conocimos? ¿Te acordás acaso de ese instante? ¿Y la última vez que nos vimos?¿Valió la pena?
Para estas y otras disquisiciones es que recurrí a mi baúl de canciones y rescaté este tema que con especial anhelo te invito a escuchar.
Como debía tener connotaciones altruistas y clima espirituoso, desempolvé también algunos instrumentos del altillo. Seguramente si no te cuento, no sabrás que en la introducción y haciendo un pequeño fondo climático a la guitarra, sobrevuela un sonido de rayos de bicicleta tocados con un arco de violín. Pero es muy efímero, como la suerte. Así que aprovechá que te lo cuento y disfrutalo.
Pero esto no queda allí. El clima espirituoso requería voces angelicales, así que recurrí al auxilio del afamado coro "I Castrati di Pichincha" quienes gustosamente aportaron su gola incomparable y además no me cobraron. Podría decir que sus miembros son muy generosos, pero alguien puede interpretar este comentario como de mal gusto.
Para los estudiosos de mi obra y sobre todo para mis biógrafos, aporto otro dato: el coro en su parte central dice "AGNUS DEI".
No es necesario pasar el tema al revés para escuchar mensajes oscuros. Para eso ya hay bastante gente trabajando.
Te espero en los comentarios. No dejés pasar la oportunidad.
Será una suma en mi ecuación.
Escuchá:
http://www.hispasonic.com/musica/asi-debio-ser/41402

lunes, 11 de octubre de 2010

Twitts and shout

Reunión urgente de gabinete nacional en el País de las Maravillas.
La Reina Roja convoca a toda la corte. Personajes de caracteres exagerados: bustos descomunales, grandes papadas, abultados vientres. Un gran bigote entre las sombras. Pero sobre todo se notaban grandes, babosas y aduladoras lenguas tratando de ser la que mejor impresiona a su majestad. Insultando, denostando y sobre todo sin límites a la hora de encontrar la metáfora más desagradable y llamativa. -¡Payasos!¡turros!¡Limpiadores de cámaras de gas!
Pero parece que nada de eso alcanza. La Reina quiere más. Y el príncipe agazapado sigue tirando ondas maléficas y dardos emponzoñados a diestra y a diestra, (siempre al mismo lado, vio?).
-¡Cómo puede ser, que El Matemático tenga tanta llegada y nosotros apenas si alcanzamos a los mismos confundidos de siempre!
Silencio en la sala…
-¡Alguien que me diga cómo hace él, valiéndose de sus lamentables canciones para mechar con frases que a algún trasnochado le parecerán ocurrentes..! murmullo en el fondo…
-Su Majestad… (tímido balbuceo). -Creo que la culpa la tienen los medios, sobre todo los más poderosos.. Nos tienen las manos atadas. Dejan al alcance de cualquiera la posibilidad de decir zapalladas y algunos piensan… Quiero decir les hacen pensar… quiero decir..
-¡Basta! ¡Córtenle la cabeza!
Murmullos temerosos de perder prebendas y migajas. Tratan de dar la nota, algo que los destaque ante los ojos de sus majestades.
-¡Y si escribe en Twitter? Larga tímido un gobernador de gran nariz postiza. –¡Tengo varios escribas que pueden largar ocurrencias semejantes a la de El Matemático y nadie notará que no son de Su Majestad! Dijo algo envalentonado al ver una ceja levantarse, la única que todavía sobrevive a las cirugías.
-¡Son varios los leales ortodoxos y pueden escribir todos juntos! ¡Tenemos las mejores lealtades que el dinero de fondos públicos puede comprar!
¿Quién notará que las notas salen todas a la misma hora?¿Quién sino un conspirador, querrá pensar en otra cosa que no sea en aplastar al enemigo?
¡Córtenle la cabeza!
-¡La idea ha sido mía! Dijo la reina. -Además el usar redes sociales para transmitir acciones de gobierno es síntoma de juventud, más bien de adolescencia.
¡Eso haré!!Tiembla Matemático, ya verás como deberás desprenderte de los medios!!
¡Tendré más votos que vos en tu paranoico blog!¡Yo sí que tengo seguidores, no como los tuyos, reacios a escribir y a decirte que a veces leen lo que escribís y escuchan lo que componés!
-Matemático, ¿tenes miedo?
¡Matemático: no existís!
Aplausos que hacen sonar las alhajas y banderas todas con la misma tipografía, color y tamaño jalonan el acto.
……
Estimado: está en tus manos y en tus teclas, elegir el camino.
Escuchá este tema, en el que sigo intentando acercarme étnicamente a la tierra, Bolivariana por naturaleza, antes de que todo sea expropiado.
Y escribime, no le des la razón a la Reina Roja. Su tiempo se acaba. Sé lo que te digo.

lunes, 4 de octubre de 2010

Destemplado

Ciertos sucesos de esta semana pasada reavivaron en mí una antigua inquietud acerca de las vivencias. Confieso que en mi adolescencia fue Borges quien encendió la cuestión. Alguna que otra vez, recurrentemente se filtra en mis pensamientos cada vez que un acontecer me lo sugiere.
Y trato de fijar cada imagen, cada gesto de aquellos que me rodean y sobre todo de aquellos a quienes quiero.
El Testigo, cuento brevísimo de JLB, incubó en mis pensamientos y allí subsiste, tratando de mantenerme alerta y de aprovechar cada instante, de guardarlo y llevarlo conmigo. Y me convierte en valioso por lo que atesoro.
Vos sos parte de mi tesoro y te guardo en un lugarcito.
Pero yendo a los hechos, te comento que tengo un par de amigos cuya vidas penden de una cuerda: Uno es cellista y el otro violinista. He tratado de compensar con unas teclas.
Con este trío hemos recreado una antigua composición mía: Destemplado.
La expongo a tus oídos y espero tus críticas.
http://www.hispasonic.com/musica/destemplado/40778

martes, 21 de septiembre de 2010

Regalos

En general mi blog pretende (si están permitidas las pretenciones)... pretende, decía antes de la interrupción, ser generoso.
Y valoro la generosidad.
Abonizio
Ya se ha visto como mi amigo Abonizio donó una letra para mi "Canción de Invierno".
Y podés escucharlo y leerlo (todo un placer) gratarola en:
http://adrianabonizio.blogspot.com/


Pablo Chianelli ha permitido que ahorráramos unos mangos de entradas al cine, invitandonos a sentarnos y ver su creación "Girasoles en la noche", desde el momento mismo de su estreno terrenal.


Mario Piazza donó sin saberlo una entrada para ver "Sueño para un oficinista". Y nos invita a compartir sus "Madres con ruedas".
Quique Quagliano
Y recuerdo el link para ver "Sueño para un oficinista":




Otro amigo de la casa: Quique Quagliano, nos regala su radio desde el link:
Las notas que leerás allí seguramente no las encontrarás en otro lado.
Esteban Cerioni y yo
Si de dadores se trata, con Quique compartimos una amistad medio amarreta de mi parte con el prototipo del que se desarma por darte lo que pueda. Y no es joda, es toda una verdad: Esteban Cerioni.
Esteban quien junto a Luis Albornoz y Redd de Tucumán han compartido horas gloriosas conmigo.

Este blog muestra los caminos de Redd:

http://reddland.blogspot.com/

Podrán decir que Esteban es un fundamentalista del Rock Progresivo y tendrán razón. El blog es para degustarlo.
Miralo en el bajo:

Y sigue el festival benéfico:

Argotan

Mi amigo Claudio Corradini, pianista del grupo ARGotán, me ha hecho llegar generosamente y con intención de que lo comparta, sus hermosos temas en el sitio:
 
Tenés varios tangos exquisitamente grabados que podés escuchar "de ojito" en el espacio de argotan.
No puedo dejar de escuchar el tema "Quejas de bandoneón" .

También lo podemos ver en este lugar:



Y lo que parece ser un hábito familiar, cunde el ejemplo de los Corradini.


Mario Corradini o MacGyver?
Mi entrañable amigo Mario Corradini (más conocido como Beto) Biomúsico de alma, asegura que si le pedís sus temas, te los manda a tu correo gratuitamente.
Lo podés ver en http://www.mariocorradini.com/



Sergio Sainz
Sergio Sainz compartió conmigo entrañables momentos de música y amistad. ¿Y qué hace ahora? Regala canciones y de las buenas.
No podés perdertelo:
Escuchalo en:
www.myspace.com/sergiosainz


Corradini y Juan entre brindis


¿Y el Pollo Raffo?
Desde que entrás en su página, el Quía te regala canciones:
http://www.polloraffo.com/

Entonces: qué esperás para regalar? ¿Qué no tenés nada? ¿Qué nada de lo tuyo es valioso?
Entonces no miraste bien: todos tenemos algo para regalar.
Además la sensación de que algo hecho por vos le llegue a otro es sublime.
Un dibujo, una foto, una sonrisa, un saludo. Todo es valioso si lo hacés con ganas de regalarlo.
¿No me vas a decir que no tenés algún viejo (o nuevo) poemilla pergreñado en momentos de debilidad. O de fuerza. No vas de decir que no juntaste algunos archivos pps que te iluminaron una parte del camino y que seguro a alguien más le van a servir: aunque sea para reirse un rato y después olvidarlo. O guardarlo, ¿quién sabe?
También podés regalar un comentario en el cuadrito de abajo, no sé...
Como me dijo un pibe en Uruguay al verme caminando por  Convención y Durazno: "¡No me vas a decir que no te suenan unas moneditas en el bolsillo!
Y claro, siempre suenan y mejor todavía si las compartís.
Así que anotate en mi lista de Dadores Universales y mandá cualquier cosa que la compartiremos como en un picnic de la primavera.
Un abrazo (va de regalo)
Juan

lunes, 13 de septiembre de 2010

Money

Increíble la cantidad de situaciones insospechadas que se presentan cotidianamente y que de manera invariable, están orientadas hacia el dinero.
-No has descubierto nada nuevo-, me dirás y tendrás toda la razón. Pero el tema me llevó a barruntar hoscamente y salir del estudio de otro abogado mascullando gruesos epítetos y sumarme a una procesión de transeúntes, quienes como yo iban hablando solos.
Lo que me dejó pensativo es el destino de esas cantidades de dinero que organismos y personajes varios, coordinados bajo alguna oscura y tenebrosa consigna, me sorprenden a diario con reclamos de pago, motivados por diversos pecados que debo haber cometido. Multas, juicios ignotos, intereses por impuestos que también estoy debiendo y que ignoraba que existieran. Reempadronamientos, cocheras, estacionamientos prolongados, luces no encendidas, accidentes que no sabía que hubieran ocurrido, facturas que no había recibido y un sinfín de manifestaciones de jugosa imaginación que invariablemente socavan mi presupuesto y mi entusiasmo por invertir en mis propias iniciativas.
No me caben dudas de que el Maligno existe. Existe y está empeñado permanentemente en pensar nuevas formas de evidenciar el mal.
Y el Maligno es impersonal y tenebroso, es astuto e imposible de identificar. Es uno y varios. Nunca descansa y la monumental cifra de dinero que permanentemente pasa a su poder, se diluye en una oscura penumbra, en un cono de sombras que apunta a algún lado, invariablemente opuesto a mi posición.
Pero al igual que la Caja de Pandora, al final de mi peregrinación de hoy el destino me hizo un guiño. Absorto en mi impotencia por comprender el funcionamiento de la Gran Máquina, encendí la radio del coche y mágicamente, en ese preciso instante empezaban las primeras notas de Pink Floyd tañendo “Money”.
Y todo cambió.
Amén.

Hacé click en el cuadro y podrás escuchar y ver una excelente versión de Money por Pink Floyd.

domingo, 12 de septiembre de 2010

CAZANDO LEONES EN EL ZOOLÓGICO

La frase se la escuché a Federico Storani.
Me refleja exactamente lo que pienso de las persecuciones a esos "buenos muchachos" que alguna vez estuvieron en mi auditorio (ver Con cierto Concierto).

Diferente era la época en que tenías que escapar en la selva de estos felinos, devenidos hoy día en viejos y desdentados gatos.
El coraje que brinda el estar inmerso en una realidad que nos sobrepasaba y de la que no teníamos escapatoria era la principal motivación y fuente de inspiración para alternativas creativas: lo opuesto a las alternativas destructivas que nos atropellaban.
Cómo salir de la facultad.
Pero creo que no avanzamos gran cosa. Miro los diarios, la televisión, escucho las frases de ira, enojo, y sobre todo de agravio, que lamentablemente y por insistencia van logrando que algo dentro mío quiera sentir igual que ellos y me contengo. "Ellos" son el otro bando, el que supuestamente sufrió más que nadie los abusos de aquél poder tenebroso.
Pero no son diferentes. Quieren llenarme de enojo, de rencor, de intolerancia. Y me traen lo peor del pasado. Y creen que son justos y son cobardes.
Cuando recuerdo las alternativas de la imaginación ante el horror, no puedo dejar de pensar en "Sueño para un oficinista" :
http://vids.myspace.com/index.cfm?fuseaction=vids.individual&VideoID=32308759

Pero no quiero abundar en reclamos que puntualmente dejaré en las urnas el año próximo y te invito a escuchar mi interpretación de la cacería:
http://www.hispasonic.com/musica/cazando-leones-zoologico/40115#

El Songo

Circulan insistentes y dañinas versiones que intentan vincularme a círculos de poder cercanos al gobierno nacional.
Nada más alejado de la realidad.
Debo admitir, sin embargo, que a pedido de un par de gobernadores (Gioja y Sapag, de San Juan y Neuquén respectivamente), accedí a fotografiarme con ellos para apuntalar un poco sus gestiones.

Esto de ninguna manera me acerca siquiera a sonreir ante los representantes nacionales. Así que por favor señores de los medios periodísticos (6, 7 8 incluído) no generen en el gran público falsas espectativas de connivencia. Juanchia hay uno solo y apunta al futuro, no al pasado!

Sin embargo estos señores demostraron en esa oportunidad una notable simpatía y cordialidad, al punto de probar algunos pasos de baile al escuchar mi tema El Songo.

En la reunión de marras desaparecieron un par de billeteras y según me relatan alguno de mis asiduos lectores, no sería ajeno a la cuestión alguno de los individuos que figuran en la fotografía. Nunca se halló al culpable.
Por una cuestión de ordenamiento interno, mi nota de presentación del laureado tema "A bailar Songo" se encuentra en otro sector de mi blog:
http://juan-chia.blogspot.com/p/notas-de-canciones.html

Te invito a escucharlo y a bailarlo....

domingo, 15 de agosto de 2010

REFLEJOS

Diariamente nos enfrentamos a reflejos. Nos vemos en las vidrieras que se nos cruzan, en la ventanilla de algún auto que pasa, en el espejo de la mañana (el más cruel de los espejos).
Pero también nos vemos reflejados en esos chicos que van a la escuela, en sus empujones en alguna cara aburrida, en alguna actitud.
Nos vemos en nosotros mismos al tener alguna reacción, que a veces queremos controlar o que el entorno reprime, como patear una cajita en la calle o contar las baldosas cuando caminamos.
Nos reflejamos en las noticias, en las casas que van quedando viejas al lado de nuevos edificios. Y reconocemos las virtudes del edificio nuevo, pero achacamos sus debilidades: "la casa subsiste por estilo y por fortaleza" nos dictamos.
Y los reflejos siguen y nosotros seguimos.
Creo en el lado positivo de cada cosa, aún de aquellas que no nos gustan. Y pensé en el frío, en el invierno con su cargamento atérmico. Y nos protegemos de ello, nos abrigamos, nos aislamos o encerramos, pero así y todo tiene su lado hermoso.
Y por allí busqué (o encontré) las notas de la “Canción de Invierno” que dedico especialmente para vos.
Y como siempre: es un obsequio. Lo hice con ganas.
Escuchalo:
http://www.hispasonic.com/musica/cancion-invierno/39190

Juan
Pero el invierno no nos trata a todos por igual: Mirá mis fotitos...

martes, 27 de julio de 2010

PARAPHARNALIA

Pablo (cámara en mano) y parte del equipo
No soy muy afecto a mandar mensajes con contenido que no haya creado con mis propias manos.
Esta es una excepción parcial.
El link adjunto al pie, contiene un pasaje gratuito a una obra cinematográfica creada por una creación mía: mi hijo Pablo.
El cortometraje se llama "Girasoles en la Noche" y he tenido ocasión de aportar una pequeña colaboración en la música del mismo.

Espero que se hagan un ratito para verlo y degustar una Opera Prima.

En el cuadro siguiente podés ver el trailer del film.

Juan

Y si querés ahorrarte unos mangos, podés ver toda la peli aquí:
http://parapharnalia.blogspot.com/

viernes, 9 de julio de 2010

CON CIERTO CONCIERTO

La sala estaba colmada por un público entusiasta y bullicioso. Desde bambalinas espiábamos a la concurrencia que iba llenando la sala. A pesar de nuestra vasta experiencia, sabemos que cada show es único. La adrenalina corría.¡No!: galopaba por nuestra sangre!
Preparamos los últimos apuntes, sabíamos que los instrumentos estaban afinados:
Y salimos a escena.
Tocamos como nunca...pero



El público se dormía!! NO! Qué pasaba!
Elegimos mal los temas? No era el momento?
Nunca lo sabremos.
El público es un niño caprichoso al que nunca entenderemos.
Pero vamos a seguir intentándolo. Otros vendrán otros llenarán esta sala, otros serán los oídos.
Nosotros seguiremos siendo los mismos.
Ahora Escuchá esto:


La izquierda también se duerme!